El Proceso de Coaching como herramienta para la búsqueda de empleo

Por el 24 marzo, 2017

Cada vez más son los proyectos de desarrollo donde se incorporan los procesos de coaching como pieza clave para conseguir los objetivos marcados. Está más que probado que el coaching consigue cambios comportamentales en el corto plazo liberando la mente hacía opciones que estaban bloqueadas.

Por ese motivo, hay personas desempleadas que han utilizado un proceso de coaching como herramienta para encontrar trabajo y que han logrado éxito en sus objetivos. Desde Cegos consideramos que es una herramienta útil para las personas que están en el proceso de búsqueda de nuevo empleo pudiendo ayudar a conocer el tipo de puesto que quieren encontrar, desarrollar habilidades, mantener la calma ante una entrevista, mantener la seguridad en sí mismo…

A continuación, explicamos un ejemplo concreto donde lo pusimos en práctica la utilización del coaching en personas que estaban buscando trabajo y los resultados obtenidos, además de otras técnicas complementarias.

Cegos realizó en el año 2015 un proyecto de acción social donde se pretendía ayudar a un grupo de personas desfavorecidas en la búsqueda de empleo ya que consideramos que la experiencia de Cegos en selección de personal y búsqueda de talento la podíamos utilizar para preparar a las personas en la búsqueda de empleo, al igual que nuestra experiencia en formación de habilidades para que las personas lograran un desarrollo en su perfil competencial alineado a sus objetivos.

El proyecto que se llevó a cabo finalmente se dirigió a un grupo de 100 mujeres desempleadas de larga duración y que tuvieran una edad superior a 45 años. El objetivo de este proyecto era que el 10 % de estas mujeres pudieran incorporarse a un puesto de trabajo y el 100 % tuvieran las herramientas necesarias para poder hacerlo.

El modelo que utilizamos se ilustra en la siguiente imagen. Como se observa el Programa se estructura en seis fases operativas. Estas se alimentaban de 4 objetivos, que eran el corazón del Programa.

Los objetivos que quisimos conseguir fueron:

  • CONTRUYENDO TU FUTURO: El objetivo de este punto era la reflexión para identificar el punto de partida de cada persona en el proceso de búsqueda de empleo, y definir de manera consciente, objetivos deseados y un proceso óptimo para alcanzarlos.
  • ÁREA DE DESARROLLO TÉCNICO: Otro de los aspectos importantes era aportar los recursos técnicos (por ejemplo: el conocimiento de portales, como sacar el máximo partido a las redes sociales y profesionales…) y abordar la manera de potenciar el CV, la entrevista y la carta de presentación.
  • ÁREA DE DESARROLLO EMOCIONAL: Los participantes tomaban conciencia sobre la importancia del factor emocional en la empleabilidad y se trabajaba el autoconocimiento y la automotivación.
  • ÁREA DE DESARROLLO COMPETENCIAL: Se abordaba cuál era su perfil competencial y cuáles eran las más competencias demandadas por las empresas en ese momento y las competencias que se requerían en los puestos a los que quería optar cada persona, para definir un plan de desarrollo personal de competencias.

 Para conseguir estos propósitos, se realizó un programa que tenía 6 fases diferenciadas:

  • Taller para potenciar la empleabilidad: El taller tenía dos propósitos fundamentales, por un lado, trabajar los objetivos que tenía cada persona y vivenciar el momento de desempleo como una oportunidad para poder elegir como reenfocar el futuro profesional y, por otro, dar formación e información sobre la parte técnica de la búsqueda de empleo (cómo realizar el CV, como inscribirse en las ofertas, sacar el máximo partido a los contactos…)
  • Test competencial: todas las personas realizaban un test que medía su nivel competencial en aquellas competencias más demandadas por las organizaciones.
  • Entrevista personal de evaluación y orientación: un consultor voluntario experto en la evaluación de personas, realizaba una entrevista personal para detectar su perfil competencial y realizaba un análisis de su CV, así de su perfil para poder asesorar sobre las posibilidades reales de encontrar trabajo teniendo en cuenta el conocimiento del mercado, se orientaba hacía los trabajos a los que podía optar teniendo en cuenta la motivación de la persona.
  • Feedback: A la semana de realizar la entrevista de selección se aportaba el feedback a la persona para conseguir un mayor autoconocimiento de sí mismo, conociendo sus puntos fuertes y áreas de desarrollo y se le asesoraba sobre los posibles caminos que tendría para buscar trabajo y las áreas que tendría que mejorar en cada uno de ellos.
  • Formación online: se daba una formación de habilidades enfocadas al desarrollo de aquellos aspectos que necesitaba desarrollar.
  • Coaching: Se ofrecía que las personas que estaban en búsqueda de empleo pudieran realizar un proceso de coaching con el objetivo de encontrar trabajo. Era voluntario por las características que tiene que tener el coacheé. A grandes rasgos, estas sesiones consistieron en:
    • Conseguir mayor confianza a la hora de enfrentarse a un proceso de selección
    • Desarrollar algunas de las competencias que consideraban que podrían serles de utilidad para encontrar trabajo en los puestos que tenían interesantes.
    • Definir el objetivo que se quería conseguir en la búsqueda de empleo.
    • Identificar los miedos y hacerlos frente.

Los resultados que obtuvimos con el programa fueron los siguientes:

  • El 17 % de las personas encontraron empleo en el trascurso o al finalizar el programa.
  • El 100 % de las personas que realizaron el proceso de coaching, valoraron esta fase como la más impactante sobre su desarrollo profesional.
  • Más de la mitad de las personas que obtuvieron esta beca, verbalizó que haber tenido contacto con otras personas en la misma situación, le había dado fuerzas para continuar buscando su objetivo.
  • Los consultores que participaron en el programa consideraron que durante el proceso de coaching notaron grandes cambios en las personas a las que habían asesorado, tanto en claridad de ideas, como en la fuerza, positividad y energía que trasmitían.

Por este motivo, y después de haber vivido esta experiencia y otras similares, consideramos que el coaching acompaña los procesos de desarrollo logrando liberar el talento de las personas siendo evidente cambios comportamentales en el corto plazo. Combinar el coaching con otras técnicas en las que se aporte conocimiento, y realizando proyectos de desarrollo de manera continua hace que aumente la aplicabilidad de los conocimientos y de nuevos comportamientos en las personas.

Autor: Maria Rubio, Consultora Senior en Cegos España.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *