Mentoring en red

Por el 13 julio, 2017

Las bases más importantes del Mentoring Moderno son su capacidad de adaptación a los cambios del entorno, atendiendo a la necesidad de aplicación de las soluciones a medida que aparecen y la generación de una red de mentores, como elemento clave de actualización continua.

Un artículo publicado por Equipos y Talento, citaba Los 7 pasos definidos por Steve Foreman, Presidente de Infomedia Designs, para la puesta en marcha de una red de expertos en tiempo real, los cuales apoyan las estrategias de crear modelos más ágiles y flexibles para incrementar la eficiencia de las operaciones en las organizaciones.

 

El desarrollo de modelos de actividad mejorados debe tener un sistema que garantice su aplicación y mejora de forma continua, de forma que las ventajas logradas multipliquen su efecto en el futuro. En entornos en los que el cambio, mejora, agilidad y flexibilidad están presentes, es en los que una metodología como el Mentoring Moderno se presenta como una solución óptima de transmisión de la información clave para que la red de expertos creada asegure su actividad futura con el mayor grado de garantía de éxito.

El cuadro reflejado a continuación, relaciona las claves de los 7 pasos de Foreman, con el desarrollo de proyectos de Mentoring Moderno, desde la perspectiva de los Proyectos de Mentoring Organizativo y el Programa de Certificación de Mentores Organizacionales de Cegos, para reflejar la vinculación entre entornos cambiantes y metodología de transferencia de información clave antes indicada:

  Modelo 7 pasos por Steve Foreman Programas Mentoring Organizativo Cegos
1 Definición de las áreas estratégicas de expertise. Se trata de hacer una lista con las experiencias y casos de éxito que serán de ayuda para los equipos. Análisis y definición de necesidades con el cliente, definición de objetivos corporativos, departamentales y funcionales. Definición
2 Identificación y sensibilización de los expertos. Una vez priorizados los campos en los que la organización quiere trabajar hay que elegir a los mentores. Esta elección puede hacerse de forma directa por parte de la gerencia, a través de un comité que consensua la selección o mediante la postulación de los propios expertos. Selección de mentores, basado en el Mentoring Moderno, selección de los mejores profesionales en cada área de especialización.

Presentación del programa de mentoring y generación de proyecto con visión compartida.

Diseño
3 Definición de las maneras de autorizar, reconocer y recompensar a los expertos. Es necesario que la empresa incentive a sus expertos y ponga en valor su contribución a la compañía. Definición de objetivos del programa y presentación de la Certificación de Mentor Organizacional como elemento diferenciador y reconocimiento de la labor profesional realizada. Certificación
4 Otorgar a los expertos capacidad de organización. Es necesario que los expertos tengan flexibilidad para colocarse en el sitio del “conductor”, es decir, para decidir cuándo y cómo quieren ser abordados por los equipos para resolver sus dudas. Definición y establecimiento del equipo de gestión del proyecto de mentoring, como mecanismo de apoyo funcional de los mentores, generador de recursos y alineamiento de objetivos, favoreciendo un modelo de soporte que favorezca la autonomía de los mentores simultáneamente a la cobertura de sus necesidades. Preparación
5 Puesta a disposición de una plataforma en línea para la interacción con/entre los expertos. El uso de las nuevas tecnologías será la herramienta fundamental para que este sistema funcione y sea eficaz. Utilización de la aplicación Menteex de Cegos, para la gestión, seguimiento y generación de comunidad de mentoring corporativo. Seguimiento
6 Creación de un modelo de reputación. En este punto la organización debe saber compartir toda la información y contenidos valiosos generados por el experto para que sirvan de modelo tanto de forma interna como externa a la organización. Sistema de creación de valor mediante el desarrollo de un protocolo de actuación corporativo propio, definido por el establecimiento de una red de mentores exclusiva de la compañía, basada en un modelo de transmisión de la experiencia, valores y cultura propios de cada cliente, vertebrado por el programa de mentoring realizado. Desarrollo
7 Medición de la actividad y el impacto. Para valorar la efectividad de su red de expertos una compañía debe realizar un seguimiento de las acciones realizadas por los expertos y la acogida que cada una de ellas ha tenido. Establecimiento de distintos indicadores de consecución de objetivos, del programa de mentoring, mentores y mentees, definido en la aplicación Menteex y analizado en tiempo real por el equipo de gestión, como mecanismo de verificación y adaptación dinámicas del proceso, así como modelo de presentación de resultados. Actualización

 

Tal vez, la mayor innovación en mentoring no sea adaptar la metodología a las nuevas necesidades, sino en diseñar un modelo de transmisión y actualización de conocimientos y valores de forma dinámica, de modo que la evolución sea parte del método, no un nuevo escenario en el que actuar.

Puede parecer utópico pensar en un proceso de transmisión de información de estas características, que se adapte y actualice a medida que es utilizado, pero no es menos utópico pensar que será beneficioso utilizar un método que, dejando al lado la necesidad real del momento e incluso las oportunidades que puedan aparecer, se centre en transmitir una información que puede haber quedado obsoleta tiempo atrás, por falta de actualización.

En base a todo lo anterior y teniendo en cuenta que la base metodológica está definida, la clave del éxito de los programas de mentoring se centra en la óptima definición y desarrollo de sus objetivos, la preparación de las distintas figuras que tomarán partido en el programa, el modelo y herramienta de seguimiento y apoyo a todos los participantes a lo largo del proceso (y su utilización posteriormente) y la generación de una red de expertos acreditados que velen y garanticen el desarrollo de los procesos en base a los objetivos que se determinen, en cada momento, lugar y/o persona, es decir, en tiempo real.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *