¿Qué aporta el coaching de equipos a la empresa?

Por el febrero 12, 2019

En post anteriores ya introdujimos el concepto del coaching, su origen y sus ventajas en el entorno empresarial, pero hoy nos centraremos en una de sus tipologías más en auge: el coaching de equipos. En esta actividad grupal, la función del coach sigue siendo promover una reflexión acerca de la situación de partida del equipo a la hora de alcanzar una meta, así como de las fortalezas grupales y de las áreas de mejora a la hora de alcanzarla. La reflexión que resultará del proceso permitirá asimismo descubrir información valiosa acerca del desempeño y de las relaciones que se dan en el seno del equipo, ayudando a discernir entre las prácticas que cabe mantener y aquellas que conviene desterrar o modificar. Una práctica que, a tenor de una reciente encuesta del Institute of Leadership and Management, ya han incorporado un 80% de las compañías a la hora de desarrollar a sus líderes.

coaching de equipos

Equipos más cohesionados gracias al coaching

Entre los principales objetivos que persigue el coaching de equipos destacan definir los roles de cada uno de sus miembros de un equipo y mejorar sus dinámicas internas, algo que da como resultado un claro fortalecimiento de los equipos de trabajo. La finalidad es fomentar el espíritu de equipo, ayudar a cada uno de sus integrantes a descubrir sus fortalezas para ponerlas al servicio del conjunto y, por ende, de la compañía.


Podría interesarte: ¿Por qué en España apenas se invierte en Coaching de Equipos?


Para que el coach grupal dé sus frutos, los expertos aconsejan que los equipos no estén formados por más de 10 personas; de lo contrario, el sentimiento de unión y cohesión, yendo todos a una, puede diluirse. Contar con un objetivo común claro y tangible también es fundamental para no perder el sentido del trabajo en equipo. Durante el proceso, el coach vuelve a ejercer de guía, acompañando a las partes, sin imponer criterios, sino todo lo contrario, ayudando a tender puentes entre las personas, que al fin y al cabo es el bien más preciado con el que actualmente cuentan las empresas para diferenciarse entre ellas.

Efecto espejo

Hay quienes afirman que el coach de equipos simplemente trata de poner un espejo frente al grupo para que este se vea reflejado en él. De esta manera, sus integrantes tomarán conciencia de quiénes son como equipo, de qué tipo de relaciones y roles existen entre ellos, de qué aspectos mejoran sus resultados como equipo y de cuáles los empeoran, de si se da alguna relación tóxica entre las partes, etc. Todo en pos de descubrir tanto aquellos elementos que les enriquece como grupo y potenciarlos, como para detectar todo aquello que frena la consecución de sus objetivos para así desecharlo.

A continuación, recogemos algunos de los beneficios que aporta a la empresa el coaching de equipos:

  • Refuerza la cultura corporativa y facilita que se produzca el fit entre los valores del empleado y los de la compañía
  • Alinea los objetivos de la empresa con las estrategias a seguir
  • Agiliza la toma de decisiones
  • Aporta dinamismo dentro de la compañía
  • Mejora el clima laboral, generando ambientes donde prima la confianza, la comunicación y la colaboración entre las partes
  • Minimiza la necesidad de una autoridad o directrices concretas del líder, ya que el equipo es capaz de diseñar sus propias estrategias, algo que…
  • Promueve la autonomía de los empleados
  • Incrementa el compromiso y el sentido de pertenencia de los trabajadores

¿Conoces nuestra escuela de coaching?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribete al Blog

Por motivos de seguridad, deben estar habilitados JAVASCRIPT y el uso de COOKIES